Derechos y deberes del presidente de una comunidad de vecinos

Ejercer la presidencia de una comunidad de vecinos es una gran responsabilidad que conlleva derechos y deberes que muchas personas desconocen.

Por eso, para asumir este cargo hay que conocer muy bien todo lo que implica para que las funciones se cumplan con integridad y conseguir el beneficio de todos.

Existen personas que se desenvuelven muy bien en este cargo, les apasiona hacerlo y por eso se encuentran cómodos durante varios periodos.

En cambio, hay otras personas que deben ejercer esas labores por motivos circunstanciales al ser designadas o seleccionadas por sorteo y desconocen la mayoría de competencias que les corresponde.

Importancia de la figura de presidente de comunidad de vecinos

Se trata de la figura más importante y totalmente imprescindible dentro del órgano soberano de una comunidad de vecinos y sus derechos y deberes están señalados en los artículos 13 y 16 de la Ley de Propiedad Horizontal.

Quien asume este cargo actúa en representación de la comunidad de vecinos expresando la voluntad de la misma.

El presidente o presidenta de una comunidad de vecinos debe hacerlo ejerciendo cuantas acciones legales correspondan a la en defensa de sus derechos e intereses. Pero sus decisiones no son autónomas, debido a que se toman en la junta de propietarios.

Junta de propietarios. Qué se puede hacer y qué no sin previo acuerdo

Acciones urgentes y mantenimiento

Sin embargo, hay acciones que ameritan que sean urgentes, sin tener que esperar la reunión de la junta, y en esos casos el presidente de la comunidad puede hacerlo, como la contratación de un cerrajero para acceder a la comunidad, la recarga de combustible para el correcto funcionamiento de la calefacción del edificio, porque son medidas que están implícitas en sus deberes como parte del buen mantenimiento de las instalaciones a favor de los intereses comunes de todos los vecinos.

Acciones no urgentes y de gestión

Lo que no podrá hacer sin previo acuerdo de la junta de propietarios son actuaciones relacionadas con la gestión y administración de la comunidad como abrir cuentas bancarias, prestación de servicios, contratar suministros, ejecución de obras y reparaciones.

La figura del presidente o presidenta de una comunidad de vecinos es fundamental para la correcta gestión comunitaria

Funciones del presidente de una comunidad de vecinos

Como ya señalamos, los derechos y deberes del presidente de una comunidad de vecinos están contemplados en la Ley de Propiedad Horizontal y se resumen en varios puntos.

Defender el cumplimiento de las normativas comunitarias

La responsabilidad más obvia es que debe velar por el orden y cumplimiento de todas las normas de convivencia. Por ejemplo, aunque pueda resultar una medida incómoda, en caso de que se presente que algún vecino sea partícipe de actividades prohibidas o molestas, como ruidos, tirar la basura donde no corresponde, fumar en espacios comunes y hacer uso indebido de las instalaciones, el presidente de la comunidad de vecinos tendrá que pedir el cese de esas actividades, ya sea por iniciativa propia o tras la petición de cualquiera de los propietarios o inquilinos. También se debe advertir a quien recaiga en este incumplimiento de las normas, sobre las acciones judiciales que pueden proceder en su contra. 

Ley de Propiedad Horizontal

Tal y como se estipula en el artículo 13.4 de la Ley de Propiedad Horizontal: “Las funciones del secretario y del administrador serán ejercidas por el presidente de la comunidad, salvo que los Estatutos o la junta de propietarios, por acuerdo mayoritario, dispongan la provisión de dichos cargos separadamente de la presidencia”.

Obligaciones y responsabilidades de la presidencia de la comunidad de vecinos

La convocatoria, una vez al año, de la junta de propietarios es un deber irrevocable del presidente de la comunidad de vecinos.

Al hacerlo debe detallar los puntos que se debatirán, el lugar, la hora y la fecha, y si la naturaleza de la misma será en primera o segunda convocatoria. Esta es una reunión obligatoria en la que se discuten presupuestos para su aprobación anual, así como la entrega de cuentas.

Durante la junta, el presiente tiene que estar al mando de la misma. También se pueden realizar otras reuniones de este tipo a petición de él o de la cuarta parte de los propietarios.

Otra responsabilidad relacionada con este aspecto es que el presidente de la comunidad deberá cerrar el acta de la junta de propietarios incluyendo su firma y la del secretario (siempre que exista esta figura) dentro de los 10 días naturales de la finalización de la reunión.

Control de morosidad y pagos

Las deudas son un tema que a pocos les gusta tocar, pero el presidente de la comunidad de vecinos tiene que exigir judicialmente el pago de todas las que exista, tras haber visado el certificado del estado de deudas. Si hay propietarios morosos, con el acuerdo de la junta, debe apelar judicialmente y enviar las notificaciones respectivas a quien tiene la morosidad. 

Representante de la comunidad

Toda acción judicial que amerite la comunidad de vecinos, debe estar representada por el presidente, previa autorización de la junta de propietarios.

La presidencia de la comunidad de vecinos en tiempos de pandemia

Contratos de instalación y mantenimiento de servicios

Otra de las funciones del presidente de una comunidad de vecinos, y que está expresa en la Ley de Propiedad Horizontal, es la de firmar, previo acuerdo con la junta de propietarios, los contratos de instalación y mantenimiento de servicios como limpieza, conserjería, jardinería, gas, ascensores, vigilancia, entre otros.

Se incluyen en este deber la contratación de las empresas prestadoras de servicios que se requieran con carácter de urgencia, como la reparación de goteras y tuberías, las averías en la caldera, el arreglo de telefonillos, la sustitución de cerraduras, y cualquier otra eventualidad que se pueda presentar.

Restricciones de aforo y distanciamiento social

Durante las medidas adoptadas como prevención de la Covid-19, el presidente de la comunidad de vecinos tiene bajo su cargo nuevos deberes y derechos.

En las juntas de vecinos es importante mantener la distancia y hacer uso de las medidas de seguridad recomendadas.

Con las restricciones de aforo y distanciamiento social es imprescindible que asuma la búsqueda de soluciones como la implementación de sistemas de gestión como My Turn, que se hace elemental para controlar las reservas en espacios comunes como las piscinas.

De forma fácil y sencilla, con esta app, el presidente de una comunidad de vecinos puede gestionar el límite de aforo a la gente necesaria para cumplir con la normativa establecida y el rango de horas de reserva por cada actividad.

De esa manera, podrá cumplir sin ningún tipo de inconveniente con sus derechos y deberes y garantizar el bienestar de todos los vecinos, propietarios e inquilinos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de sus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más informaciónPersonalizar Cookies   
Privacidad